Sabes cómo ponerle precio a tu trabajo?
Cómo hacer...

Sabes cómo ponerle precio a tu trabajo?

Alguna vez seguro te preguntaste, “¿Cuánto debería cobrar por mi trabajo?”. El precio puede ser un tema complicado, pero no tienes que dejar que sea así. En esta guía te ayudaré a ganar dinero, en lugar de perderlo.

La fotografía puede ser un pasatiempo divertido, pero también puede ser un negocio serio. Una vez que hayas perfeccionado tu técnica y hayas creado tu portafolio web, es hora de comenzar a ganar dinero. ¡Si aun no creas tu website, asegúrate de leer este articulo donde te enseño 5 tips de diseño web para el éxito de tu portafolio!

No importa si estas interesado en la fotografía de bodas, retratos, comerciales, moda o arquitectura, hoy las imágenes tienen una gran demanda. No pasarán de moda pronto. Las necesitamos para conservar recuerdos o vender productos, pero… ¿cuánto valen tus imágenes?

Lo primero que debes evitar es gastar más de lo que ganas. Al principio, concéntrate en cubrir tus costos, pero luego, a medida que tu negocio crezca, puedes ajustar tus tarifas para reflejar realmente tu talento.

Aquí te dejo un esquema fácil de como calcular tu valor:

Costo de materiales

Como fotógrafo, tienes costos directos para producir tu producto final. Si tu cliente quiere impresiones o álbum de fotos, debes tener en cuenta esos costos. No olvides incluir el embalaje y el envío. El costo de los materiales no debe salir de tu bolsillo.

Costo de mano de obra

Cuando amas tu trabajo, puedes subvalorar involuntariamente el costo del mismo. Esa es la otra cara de construir una carrera creativa. Solo porque lo disfrutes, no significa que no sea trabajo. El tiempo y la mano de obra que dedicas a tu trabajo, ya sea en una sesión de fotos o retoques, deben reflejarse en tu costo total.

Para cada trabajo, necesitas saber cuánto tiempo te llevará entregar ese producto. Cuenta las horas y se realista. Cuando estás en el trabajo, estás en el trabajo y se te debe pagar.

Considera todo el tiempo que necesitas para la preproducción (como configuración de tu equipo o tener lo que necesitas para la sesión) y la postproducción (retoques y edición), incluido el tiempo dedicado a viajar y reunirte con tu cliente.

Gastos generales

Los costos generales pueden ser aterradores para un fotógrafo emprendedor. Quieres comenzar a ganar dinero, pero necesitas mucho equipo para comenzar. En el negocio de la fotografía, las herramientas que utilizas pueden afectar la calidad de tu trabajo y la gestión de tu tiempo.

Este es un costo que simplemente no puedes reducir. El mantenimiento del software, el equipo de postproducción, la iluminación, los fondos y la compra de lentes para la cámara son parte de nuestros costos generales, más el desgaste. ¿Con qué frecuencia tendrás que reemplazar tu equipo?

La publicidad es un costo adicional. Dependiendo de tu negocio, es posible que necesites tarjetas de presentación y un presupuesto de gastos para anuncios digitales. Estos costos pueden contribuir al éxito general de tu negocio, pero debes asegurarte de obtener un retorno de tu inversión.

Hay dos tipos de gastos generales: fijo y variable.

Gastos fijos son los costos de tu equipo, marketing, comunicación y otras necesidades comerciales que tengas. Las ganancias también deben ser parte de tu cálculo de costo fijo, al igual que el pago de un préstamo o la nómina. El objetivo final de trabajar como fotógrafo es obtener ganancias, no alcanzar el punto de equilibrio.

Los gastos variables incluyen gastos que cambian según la cantidad y el tipo de disparos que realices.

Por ejemplo, si eres fotógrafo de bodas, algunas reservas pueden hacer que gastes dinero en viajes, hoteles, consultas, alquiler de equipos o un asistente. Alternativamente, si eres un fotógrafo de moda, es posible que tengas que tener en cuenta los gastos de las tarifas de alquiler de un estudio, el maquillaje, el estilismo, el casting y los retocadores.

El precio de la fotografía es más fácil cuando comprendes lo que realmente cuesta administrar tu negocio. Esto te llevará a entender cuánto deberás cobrar para obtener ganancias.

El precio de venta sugerido

Ahora que ya tienes tus costos de material, costos generales y costos de mano de obra, debes saber cómo fijar el precio de tu fotografía para tu próximo proyecto. Agrega la ganancia deseada y esto te dará como resultado el precio sugerido.

Pro tip:

Saca tus gastos de producción primero y luego agrega sobre estos lo que quieres ganar.

Otros enfoques para construir un modelo de precios

Si bien el modelo de precios de costo adicional es un excelente lugar para comenzar, no es la única respuesta cuando se trata de cómo fijar el precio de tu fotografía. Hay varias formas de utilizar precios basados en el valor que pueden ayudarte a asegurar de que te paguen adecuadamente por lo que valen tus fotos.

Tarifas por hora y planas

El cobro de una tarifa por hora es el estándar para muchos tipos de fotografía de eventos, como bodas y eventos corporativos. Este tipo de modelo es útil porque garantiza que te paguen por todo el tiempo que inviertes en cubrir un evento. Si el evento dura mucho tiempo y terminas teniendo que quedarte hasta tarde, te pagan por ello.

Recuerda que tu cargo final también puede incluir el tiempo dedicado antes y después del evento, como viajes, reuniones con clientes, preparación y postproducción.

Alternativamente, los fotógrafos a veces cobran una tarifa plana o fija por fotografiar un evento. Esto se adapta mejor a los fotógrafos con más experiencia. Mientras el fotógrafo sepa cuánto tiempo le toma capturar y retocar una cantidad de imágenes, puede ofrecer una tarifa plana con confianza.

Sin embargo, cada vez que cobras una tarifa plana por un proyecto, es esencial que tu y el cliente acuerden de antemano lo que implica.

Eso incluye cosas como la cantidad de imágenes, la cantidad de rondas de revisiones del cliente, etc. Si no se toma el tiempo para describir el alcance del proyecto, es imposible saber qué cobrar. Podrías terminar descubriendo a la mitad del proyecto que el cliente quiere que hagas mucho más trabajo del que esperabas.

Tarifas basadas en especialidad

Elegir un área de fotografía para especializarse es una forma de comenzar a obtener tasas más altas. Esto es algo que muchos nuevos fotógrafos evitan. Esto se debe a que existe el temor de que si se limita a un área única de experiencia, se perderá oportunidades que caen fuera de esa categoría.

Pero al desarrollar experiencia en un tipo específico de fotografía, los fotógrafos especializados tienen su trabajo valorado más que los fotógrafos generales. Algunas especializaciones se valoran más que otras. Por lo general, cuanto más especializadas sean las habilidades requeridas para el trabajo, más puedes ganar al hacerlo.

Por ejemplo, los fotógrafos de bodas experimentados tienden a hacer más que los fotógrafos generales de retratos. Eso tiene sentido ya que las bodas son eventos únicos en los que el fotógrafo a menudo tiene una sola oportunidad de capturar momentos importantes.

Mira alrededor

Pro tip:

Obtén información sobre tu competencia.

Cualquier fotógrafo establecido te diría que hagas un estudio de los otros negocios de tu área. Debes realizar una investigación de mercado dentro de tu nicho de fotografía para ver cómo comparar los modelos de precios. Esto es lo que harán tus clientes, así que asegúrate de ver lo que verán.

En cualquier caso, el precio de la fotografía variará según el tipo de modelo de negocio que estés utilizando y la cantidad de colegas que haya en el mercado. Debes ser realista y relevante para tu mercado local. ¡Haz tu investigación!

Y para terminar…

Uno de los secretos para el éxito en cualquier tipo de negocio es fijar el precio de tus productos adecuadamente. Colocar el precio correcto ayudará a que mejores y construyas la base para un negocio prospero. Ya será más fácil para ti establecer una estructura de precios, ahora solo recuerda… Imagina, planifica y crea.

¡Comparte con tus amigos!

Archivos