El secreto para ganar la confianza de tus modelos!
Consejos

El secreto para ganar la confianza de tus modelos!

Las mejores fotografías son siempre aquellas en las que la gente parece relajada y natural. Pero para muchos puede ser realmente difícil entrar en un estado de confianza si no son modelos profesionales.

Por lo tanto, como fotógrafo, es tu trabajo ayudarlos ofreciéndoles consejos sobre poses y asegurándoles que sí es posible tomar una buena foto de ellos.

Recuerda que el modelo frente a la cámara es igual que tú, es una persona que tiene esperanzas, temores, ansiedades y sueños como cualquier otra. Pueden ponerse nerviosos antes de la sesión de fotos, preocuparse por si el maquillaje se ve bien, y pensar demasiado en como lo están haciendo.

Quieren divertirse, hacer lo mejor que puedan y mostrar un trabajo increíble.

Así que la comodidad del modelo es tu principal prioridad y merecen respeto en todo momento.

Me gusta recalcar esto, si en algún momento una modelo no se siente cómoda con lo que está sucediendo, la sesión debería detenerse. No vale la pena fotografiar a alguien de una forma que pueda dañarlo física o emocionalmente.

Si estás sacando una foto de alguien que no quiere estar allí o que no está interesado en la sesión, vas a verlo en sus ojos, en su postura y en los resultados finales.

Si tienes alguna duda sobre como comportarte, puedes tomar en consideración estos simples puntos que me ayudan a mi muchísimo:

  • Manéjate de manera profesional antes, durante y después de la sesión.
  • Se cortés y respeta los límites acordados.
  • Toma fotos que halaguen y que sean adecuadas a lo que se espera.
  • Edita las fotos a un nivel respetable.
  • Acredita toda la importancia al trabajo que está haciendo la modelo y el resto del equipo.

Como mencioné anteriormente, los modelos también son personas. Di hola, habla con elos, conócelos, muestra interés en su historia. Esta es una simple estrategia pero excelente para ayudar a todos a relajarse, a entablar una conversación y un buen ambiente de trabajo.

Los modelos hacen un gran esfuerzo al prepararse para una sesión de fotos, y no hay nada más halagador que un simple “¡te ves increíble!” del fotógrafo. No seas falso al respecto, presta atención para determinar cuál sería el mejor cumplido para decir y en qué momento hacerlo. No sabes lo mucho que ayuda a la confianza ese pequeño empujón al ego!

No toques a tu modelo ni su ropa sin antes pedir permiso, y solo si es necesario. Esto puede ser un poco personal y abre la posibilidad de que los fotógrafos rompan límites y actúen de manera inapropiada.

Dirigir puede ser difícil a veces, y lleva tiempo sentirse cómodo. Sin embargo, si estás teniendo dificultades para dirigir a una modelo en una pose, haz la pose que quieras (¡sí, tú mismo!), y luego haz que la modelo te imite.

Esto no solo funciona bien, sino que también provocará una o dos risas, lo que alivia aún más la presión.

Trabajar con modelos puede ser un desafío. Dirigir puede ser retador. Sin embargo, la vida es solo una serie de duelos que superar, y en el fondo sabes que una vez que lo superas, puedes deleitarte con la satisfacción de haberlo logrado.

Ahora solo recuerda… imagina, planifica y crea!

¡Comparte con tus amigos!

Archivos