Despierta tu seguridad como fotógrafo!
Inspiracion

Despierta tu seguridad como fotógrafo!

Muchas veces, lo único que nos frena somos nosotros mismos. No importa si tienes la mejor cámara, las mejores luces o las ideas más geniales, si no confías en tus habilidades, tu trabajo sufrirá. Como fotógrafo, es fácil que te surjan dudas, especialmente cuando ves el trabajo de otros fotógrafos en internet que aparentemente tienen éxito.

Cuando comencé en fotografía, antes de cada sesión tenia mariposas en el estómago, inseguridad de mis capacidades y muchísimas dudas. Veía imágenes de algunos fotógrafos increíblemente talentosos y no es que quería abandonar la fotografía pero diantres… ¿Qué tengo que hacer para llegar ahí?… me preguntaba.

Con el tiempo, aprendí formas de generar confianza en mis habilidades fotográficas y mi trabajo se volvió mucho mejor por eso.

Es muy fácil decirle a alguien… “Confía en ti, confía!”, pero no es tan simple como decirlo y sucederá. Intentar crear o aumentar la confianza así es inefectivo, no es real y no dura.

La confianza viene de muchos trasnoches, viene del uso de tu tiempo libre para estudiar fotografía, iluminación o retoque… lo que más te interese.

Proviene de, en lugar de gastar tiempo y dinero en otras cosas, invertir sabiamente en las cosas que harán que estés apto para cualquier situación que puedas encontrar.

Viene de estar tan preparado para cada sesión que no te sientas abrumado cuando tengas un cliente en frente.

Básicamente, la confianza no es algo que puedas tener por que sí. Es un producto de la preparación, el sacrificio y el esfuerzo suficiente para tener una historia de éxitos.

Hay muchas formas de ganar confianza como fotógrafo, aquí te dejo algunas cosas que siento que han sido fundamentales para mi. Estos consejos te ayudarán cuando te sientas desanimado y con el tiempo veras como todo fluye.

1. Dispara cuantas veces puedas

Las habilidades de tomar buenas fotos no se harán de la noche a la mañana. Es un largo camino. Si quieres ganar confianza, necesitas disparar todo lo que puedas. Lo importante es que tomes fotos de manera consistente y frecuente. Ningún tutorial, libro o curso puede reemplazar la experiencia de la practica real.

2. Compara tu trabajo antiguo con el nuevo

A medida que toma fotos, es esencial que tus habilidades y estilo se desarrollen con el tiempo. Es una buena idea tomarse un momento de vez en cuando para revisar tu trabajo anterior y compararlo con tu nuevo trabajo. Hacer esto te mostrará cuánto te has desarrollado desde que te metiste en la fotografía.

3. Establece metas

Si deseas ganar confianza, tomate el tiempo y haz una lista de tus debilidades. Luego, haz un plan sobre cómo convertir tus debilidades en fortalezas.

Tal vez hay una técnica que has querido aprender durante mucho tiempo, o has visto una foto interesante y has querido imitarla. Escribe tus metas… yo uso notas en mi celular o en el computador… pero comienza a intentarlo. Así podrás medir tu progreso.

4. Estudia de los profesionales

Los fotógrafos profesionales no siempre fueron profesionales. Han tenido que desarrollar su confianza y trabajar duro para llegar a donde están hoy. Afortunadamente, muchos de estos fotógrafos profesionales están más que felices de compartir sus conocimientos y experiencias únicas con otros a través de tutoriales o talleres de fotografía. Sus consejos pueden ser extremadamente útiles.

5. Aprende de tus errores

Pocas personas son fotógrafos perfectos desde el principio. En general, el talento viene a través del sudor y las lágrimas. Si cometes errores puedes aprender de ellos. Recuerda que cometer un error y no corregirlo es otro error.

6. Sigue estudiando

La mejor manera de generar confianza como fotógrafo es aprender … constantemente. Ponte a prueba con algo nuevo y desarrolla tu ojo fotográfico. Hay muchos recursos disponibles en estos días que brindan conocimiento sobre casi todos los temas que necesitas.

Y para terminar…

La confianza no es algo con lo que se nace. Es algo que desarrolla a lo largo de los años, una cosa por la que trabaja arduamente, algo que ganas. Así que inténtalo y fracasa, pero no fracases en intentarlo.

Ahora solo recuerda… imagina, planifica y crea!

¡Comparte con tus amigos!

Archivos